sara quilis guillamo posando sobre la barra

SARA QUILIS | CO DIRECTORA

Me llamo Sara y nací y vivo en Valencia.
Estudié el Grado en Pedagogía especializada en Danza Clásica.
Siempre amé la danza, pero hasta los 15 años no tuve la posibilidad de tomar clases de ballet. Con mucho esfuerzo y sacrificio conseguí ingresar en el Grado Profesional de Danza Clásica, en la Escuela de Danza María Carbonell.

Durante mi formación fui a tomar cursos de especialización en ballet clásico y danza contemporánea, a Nueva York, Londres, Biarritz, Roma, Madrid, Barcelona, Polonia y Alemania.
A los 20 años me admitían en la Joven Compañía The Elephant in the Black Box, y en el Centro Andaluz de Danza.
Tras la creación de varias piezas coreográficas obtuve una beca en el Certamen Delmar, que mE ofreció bailar en Ulm, Alemania. Y una vez allí tuve la grandísima suerte de que Bebeto Cidra (profesor y coreógrafo) me ofreciese bailar junto a sus bailarinas en la misma Alemania.

Más adelante se me despertó la gran pasión de la enseñanza y tras ver y vivir las diversas metodologías que actualmente siguen existiendo en el mundo de la danza, me di cuenta de que tenía la posibilidad de crear una nueva metodología abrazando siempre, el refuerzo positivo.

Estudié la formación tanto de Pilates como de Yoga Holístico, y ambas me ayudaron a descubrir la gran ventaja de conocer varias técnicas corporales para luego poder unificarlas para el gran beneficio de mi alumnado.

Mis grandes pasiones son sin lugar a duda, ¡La danza, los animales y el queso! 🙂

directora de escuela María Mauri posando sobre la barra de ballet

MARIA MAURI | CO DIRECTORA

Me llamo María y nací en Valencia. Estudié ingeniería informática y trabajé durante años para empresas de consultoría.

Desde pequeñita mi padre me apuntó a ballet y excepto un período de tiempo en el que iba desbordada para entrar en la universidad, siempre he compatibilizado estudios y trabajo con cursos, formaciones, talleres y todo lo que llegara a mis oídos que estuviera relacionado con la danza y el movimiento. Soy instructora de Pilates suelo y máquinas e hipopresivos y también estuve varios años formándome en danza jazz.

En diciembre de 2018 tuve a mi hija, Lola, y cogí una excedencia laboral para cuidarla y disfrutarla, y así ha sido, toda una experiencia y un proceso de aprendizaje brutal. Durante este tiempo entre pañales, llantos y sonrisas que te devuelven la vida me hice varias preguntas: ¿qué es lo que me hace feliz? ¿cómo quiero que sea mi vida con Lola y su padre dentro de unos años? ¿qué es lo que más me ha ayudado todo este tiempo?

Y así nació esta idea, de la necesidad de vivir la vida haciendo algo que me llena, que hago bien y que es un pedacito de mi, de pasar más tiempo con mi hija y de ayudar a otras mujeres que han sido o van a ser madres a sentirse mejor y a desarrollar una maternidad plena a la vez que aprenden una actividad nueva y se cuidan.

  • Me gusta mucho la montaña
  • Hice ballet hasta la semana 38 y me sentó fenomal.
  • He visto dirty dancing un millón de veces.
  • Apoyo la lactancia materna, el colecho, la disciplina positiva y el derecho de madres y padres a elegir cómo quieren criar a su bebé.
  • Mi plan favorito, ir a ver un musical.
Amparo ruiz posando sobre una barra de ballet

AMPARO RUIZ | INSTRUCTORA

Me llamo Amparo, nací en valencia. Estudié Grado en Pedagogía especializada en danza clásica y Máster Universitario en dirección y gestión de industrias culturales y creativas.
Mi vida y la danza van ligadas desde que cumplí los 2 añitos.
La mayor parte de mi formación la realicé en el Centre Profesional de danza de Valencia acompañándola con cursos formativos alrededor del mundo.

¿Por qué la docencia?
Siempre me ha gustado ayudar a mis compañeras para conseguir los mejores resultados y fue con solo 16 años que se me brindó la oportunidad de empezar a impartir mis primeras clases, y es ahí donde comprendí que mi futuro laboral debía tomar este camino, por ello lleve a cabo estudios especializados en pedagogía en el conservatorio superior de danza de valencia.

¿Por qué Pilates?
Durante mi formación en el conservatorio, estudié algunas asignaturas que mostraban todos los beneficios que podía aportarnos, ello me impulsó a formarme como instructora de Pilates suelo y máquinas.

¿Por qué Barre?
Me especialicé en danza social, educativa y del bienestar. Disciplina que permite llevar la danza, al resto de personas sin necesidad de cumplir los estándares impuestos por la sociedad de manera que todos podamos disfrutar de la danza y sus beneficios.
Cuando conocí el trabajo que estaban llevando a cabo Sara y María con la disciplina de barre comprendí que todas mis inquietudes estaban plasmadas en esas sesiones gracias a la unión de la danza clásica, el trabajo de pilates y el yoga y por supuesto los valores que se trasmiten en ellas.
Encontrar esta disciplina la cual me permite hacer accesible la danza a todos los públicos, promoviendo el bienestar físico y emocional utilizando el movimiento como terapia fue maravilloso para seguir creciendo como persona, docente y bailarina.

Contacta con nosotras